A partir de que edad pueden elegir los niños con quién vivir en España

Los niños nunca pueden decidir con quién quieren vivir en la separación o divorcio de sus padres.

Se deberá de tener en cuenta sus deseos y se voluntad, principalmente en función de dos criterios: La edad y la madurez.

Desde el momento en el que existe un convenio regulador, se podrá cambiar de mutuo acuerdo con el visto bueno de ambos progenitores, pero de no estar ambos conformes, una modificación de medidas contenciosa será estimada únicamente

Los niños no pueden testificar como un adulto. Sólo en aquellos casos en los que su intervención sea propuesta y admitida se podrá explorar judicialmente o participar en las entrevistas con el gabinete psicosocial en la elaboración del informe psicosocial.

Puede un niño de 8 años decidir con quién vivir

Un niño con 8 años como norma general no tiene la madurez suficiente como para decidir con quien quiere vivir.

De hecho, precisamente por su edad su voluntad aún tiene una gran parte infantil que no puede llegar a tomar una decisión de tanta envergadura como analizar todas las cuestiones que afecta un tipo de custodia paterno, paterno o compartido.

Los niños de 8 años son bastante influenciables por lo que sus manifestaciones en una exploración judicial o informe psicosocial son muy relevantes, pero no determinantes.

Un niño de 9 años puede decidir con quién vivir

Muchos padres y madres piensan que un niño a los 9 años ya puede decidir con quién quiere vivir, pero no es así.

Un niño de 9 años como normal general sigue teniendo una edad que salvo gran madurez del niño o circunstancias muy extraordinarias, su testimonio no puede ser el que se transforme en su propia regulación paternofilial.

Mi hijo de 12 años quiere vivir conmigo

Algunos padres creen erróneamente que los hijos de 12 años pueden decidir con qué progenitor vivir. Pero no es cierto. Incluso, algunos progenitores esperan a los 12 años y tratan de condicionar al niño para que en el Juzgado diga que quieren vivir con él o ella.

Los condicionamientos en ocasiones llegan hasta tal punto que padres y madres tratan de barrer para su terreno haciendo que los hijos se posicionen en su favor para que ello conduzca a la estimación de sus intereses.

Pues bien, un hijo de 12 años ya se tiene muy en cuenta, pero en ningún caso es quien decide con qué padre o madre convive.

Puede un niño de 14 años decidir con quién quiere vivir

Con 14 años los niños ya no son niños sino adolescentes, por lo que sí que tienen madurez como para tener muy en cuenta su testimonio, pero no pueden decidir automáticamente con quien vivir.

Salvo casos graves o extraordinarios, lo normal es que los progenitores adapten la regulación a aquello que el hijo quiere pues ya con 14 años tiene cierta autonomía y criterio.

Salvo que la regulación que pide el hijo sea gravemente desfavorable al mismo lo razonable es que los padres y Juzgado vayan a favor de su propio criterio, pero eso no suponen en ningún caso que el hijo de 16 años pueda decidir, pues insistimos, no es así.

Puede decidir un hijo de 16 años con quién quiere convivir

Un hijo con 16 años no puede decidir si quiere vivir con mamá o con papá, eso sí, siendo realistas no es un niño sino un adolescente que en un par de años legalmente será mayor de edad y tendrá capacidad de obrar y decidir en su vida.

Por ello hay que tener sentido común. Con 16 años un hijo no puede decidir su regulación paternofilial, pero tampoco podemos tratarle como un bebé. Un hijo con 16 años está en una edad clave para su desarrollo adulto y es muy importante llevar bien el divorcio de sus padres y que ambos pongan de su parte para que el bienestar del hijo sea real y no se limite a la redacción de una resolución judicial.

Separación con hijos decisión
¿Pueden decidir los niños con quien vivir?

A que edad un niño puede decidir con quién vivir en España 2022

Cada vez tiene más peso en derecho de familia la voluntad de los niños a la hora de fijar tanto la custodia como el resto de medidas paternofilailes reguladoras.

Lo importante no es adaptar la vida de los niños a una regulación o que la regulación sea satisfactoria para los hijos, padres o Juzgado.

Lo importante es que la regulación, el Juzgado, y los padres se adapten a lo que sea más beneficioso para los niños, que no tiene que coincidir necesariamente con lo que puedan verbalizar los hijos.

Un hijo puede querer estar con un padre o madre por el mero hecho de ser más permisivo, por comodidad, por tener mayor calidad de vida, regalos o caprichos. Por ello, un padre o madre que se divorcia no puede pretender aspirar a que un Juzagdo analice con detalle todo lo que ha ocurrido en la familia, pues desgraciadamente en la práctica en España no es así por las limitaciones personales y materiales de los Juzgados.

La vista de un juicio contencioso de derecho de familia no suele tardar más de una hora y media o dos, lo cual es realmente frustrante para muchos padres que llevan meses y en ocasiones años esperando ese momento esperando que le dejen expresar aquello que consideran que es importante.

En un juicio se analizan los hechos controvertidos y los padres y madres sistemáticamente vienen a sentir que no les han dejado hablar ni expresarse, pero hay que entender que un juicio contencioso supone una visión muy limitada de las relaciones familiares, pues es imposible analizar todos los detalles. Por ello, la voluntad de un niño para decidir con quién pasará a vivir es importante, pero no puede ser determinante.

Padres separados mi hijo no quiere estar conmigo. Ese es un problema que en ocasiones no se produce de manera natural por el niño, sino que condicionada por una relación paternofilial disfuncional.

Abogados Cebrián & Asociados, despacho de abogados especializado en Derecho de Familia. Letrado responsable Alberto Gª Cebrían, colegiado del ICAM 85.585. Premio Nacional de Ley en Derecho de Familia.

4 comentarios

  1. Hola muy buenas. Mi pareja tiene una hija de 15 años, en enero hace los 16. Por diferencias en su hogar materno, quiere venirse a vivir con nosotros. De que manera se podría hacer , si no hay acuerdo con la madre?? Muchas gracias.

    1. Buenas tardes

      De no estar de acuerdo hay que sopesar bien la decisión y de considerar que es una situación beneficiosa para la hija y que se puede mantener en el tiempo de manera estable, se deberá de tramitar por vía contenciosa. Una modificación de medidas contenciosa. Al tener la hija casi 16 años se valorará en gran medida el deseo de la hija pues tiene una edad que hace que se presupone una madurez suficiente que merece ser tenida muy en cuenta. En estos procesos tiene cada vez más importancia el informe psicosocial.

      Gracias un saludo

  2. Buenas,mi hijo de 10 años quiere venir a vivir conmigo y ansía tener 12 pues cree que ahí podrá decidir.
    Cómo he de proceder en el momento de poder solicitar la custodia completa?
    Gracias

    1. Buenos días

      Si su hijo quiere estar con usted habrá que analizar si es la mejor opción para el menor, pues en España el criterio general es que la custodia compartida es preferente. Si bien es cierto que cuanto mayor edad y madurez del menor más se le tendrá en cuenta, nunca pueden decidir automáticamente, pero sí que se le tiene cada vez más en cuenta. Lo bueno sería que la madre estuviera de acuerdo y se pudiera gestionar de manera amistosa, de no poder ser así, en un proceso contencioso a partir de los 12 años sí que se le tiene muy en cuenta, pero eso lo valora la exploración del Juzgado (pueden oír al menor) y el informe psicosocial que cada vez tiene más peso en los procesos de familia.

      Gracias un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PRECIOS DIVORCIO AMISTOSO 2024

Divorcio Express Judicial:
150€
por cónyuge

Servicio en todos los Juzgados de España

ABOGADO, PROCURADOR e IVA incluido

Divorcio Express Notarial en Madrid: 200€ por cónyuge

ABOGADO, NOTARIO e IVA incluido

Video del divorcio saludable

Últimos posts

Escanea el código
Call Now Button