Cómo evitar la separación y divorcio

¿Cómo evitar la separación y divorcio?

Manteniendo y potenciando aquello que une a la pareja y tratando de superar y mejorar aquello que les pueda separar.

Es sencillo en la teoría pero muy complicado en la práctica.

El divorcio nunca va a llegar sin la decisión y petición expresa de al menos uno de los esposos. Por tanto dependerá unicamente de que cualquiera de los cónyuges quiera divorciarse o separarse.

Por tanto, para evitar el divorcio la única opción es que de ninguno de los esposos emane la necesidad de divorciarse. No debemos de olvidar que el derecho al divorcio es irrenunciable pues forma parte de los derechos de los cónyuges.

No sería válido ningún acuerdo de los esposos que renunciara al divorcio pues es algo no dispositivo. De no querer divorciarse lo que hay que hacer es no realizar dicha petición, pero no es algo que podamos controlar como condición, pues el matrimonio no está sometido ni a condición ni a término y es por ello que no se puede evitar el divorcio de manera diferente a que ambos cónyuges día a día sigan queriendo mantener su matrimonio.

Cómo evitar la separación y divorcio
¿Cómo evitar la separación y divorcio?

¿Cómo se puede disminuir el divorcio?

Nos han formulado exactamente esa pregunta, de manera que pasamos a responderla en los mismos términos.

¿Cómo se puede disminuir el divorcio? El divorcio no es algo que pueda aumentar o disminuir.

El matrimonio existe desde el momento en el que se contrae válidamente matrimonio. De igual manera, el divorcio se produce en el momento en el que ya sea en el Juzgado o en Notaria, se resuelve la disolución del matrimonio por causa de divorcio.

No se puede disminuir el divorcio, se puede tratar de evitar cuidando el matrimonio para que ninguno de los esposos quiera divorciarse y también se puede disminuir los efectos negativos del mismo si llega a producirse por medio de la mediación que permita un divorcio amistoso de mutuo acuerdo.

Un divorcio amistoso disminuye los efectos negativos de una ruptura tanto en plazos, coste económico como enfrentamiento.

¿Cómo saber si ha llegado el momento de separarse?

¿Cómo se puede saber si ha llegado el momento de separarse o divorciarse?
Cómo evitar la separación y divorcio
Momento de divorciarse

El divorcio normalmente no llega de repente, sino que la petición de divorcio o separación la acaba realizando alguno de los cónyuges después de un periodo más o menos largo del tiempo en el que el matrimonio ha empezado a no funcionar.

Hay peticiones de divorcio que llegan al otro cónyuge por sorpresa, pero son minoritarias.
Por ello, saber si ha llegado el momento de separarse es una decisión personal que tampoco es el problema, pues no hay que impedir la libre decisión, en todo caso hay que tratar de cuidar del matrimonio para que a ninguno de los cónyuges les nazca el impulso y deseo de terminar la relación.
El divorcio es una decisión personalísima y por ello cada persona debe de meditar para llegar a la conclusión de si ha llegado el momento de divorciarse.
Cada persona sabe los motivos por los que ha decidido casarse y cada persona sabe si dichos motivos han dejado de ser aquello que quiere y desea cambiar de vida.
Siempre hay pros y contras, pero es algo tan personal que cada persona tiene que valorar si quiere y le merece la pena apostar por mantener el matrimonio o prefiere tirar la toalla en ese sentido.
Ha llegado el final del matrimonio cuando no es lo que una persona quiere, tan sencillo como eso.

¿Qué hacer cuando el divorcio es inminente?

Cuando un divorcio es inminente lo que hay que hacer ante todo es mantener la calma, pues la precipitación y los nervios pueden llevarnos a cometer errores, crear enfrentamientos y en definitiva empeorar la situación.
Lo primero es potenciar la comunicación asertiva y contractiva directa entre los cónyuges y de ser necesario y posible acudir a profesionales.
Todo debe girar en torno al respeto mutuo y a los demás miembros de la familia.
No debe de caerse en el reproche y el ataque pues en algunos casos se trata de un problema de entendimiento que se puede solucionar, en casos de mala reacción, las posibilidades de reconciliación se reducen y aumenta el conflicto y tensión del divorcio.
¿Cómo evitar la separación y divorcio?
En definitiva con prevención. Con unión sana del matrimonio que de manera consciente y libre refuerce su relación para que sea satisfactoria para ambos y no deje de ser aquello que quiere ninguno de los esposos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.