¿Cómo me divorcio de una pareja narcisista?

Para divorciarse de una pareja narcisista debe de tener cuidado, pues tienen una tendencia natural a no aceptar la ruptura y mantienen actitudes tendentes a la rivalidad por «no ser menos» y al trato orgulloso, despectivo y arrogante.

El narcisista es la persona que está enamorada de sí misma. Es muy difícil mantener una relación sentimental con una persona narcisista.

El narcisismo es un trastorno de la personalidad que se materializa en personas egocéntricas, prepotentes, que buscan atención y admiración ajena magnificando sus propia valía, falta de empatía, idealizan el éxito y pueden llevar a la manipulación de los demás e incluso al egoísmo y despotismo sin miramientos ni reparos a perjudicar a otras personas si con ello pueden obtener algún beneficio: Poder, dinero, importancia social, destacar dentro de un grupo o colectivo… etc.

Abogados Cebrián & Asociados

¿Cómo separarme de un narcisista si tengo un hijo?

Estar separado de un narcisista se puede complicar en los casos en los que exista un hijo común. Por su tendencia, un narcisista suele tender a distorsionar la realidad para mostrarle una versión buenista y victimista de sí mismo, para tratar de culpabilizar o infravalorar a los demás si es necesario.

Los narcisistas aceptan muy mal las críticas. No suelen reconocer sus errores. Tienen graves problemas de organización pues siempre pretenden salirse con la suya y hacer las cosas «a su manera» o acabar poniéndose la medalla o mérito de aquello positivo, pero señalar al otro progenitor o incluso en ocasiones al propio niño para cosas negativas.

La regulación paterno filial es complicada con un narcisista, pero la gran dificultad puede ser llevarla a la práctica.

¿Cómo me divorcio de una pareja narcisista?
Divorciarme de narcisista

Divorciarse de un hombre o mujer narcisista:

Divorciarse de un hombre o mujer narcisista no es nada sencillo, pues en cada vínculo y cada cuestión a resolver pueden tratar de llevarse «el gato al agua» y es complicado decirles que no, pues suelen llevar muy mal que les lleven la contraria.

El divorcio en si mismo en ocasiones incluso queda en un segundo plano y todo se acaba reduciendo a quien se considera que se ha salido con la suya. Es muy bueno tratar de ser asertivo o asertiva con un narcisista, pero en ocasiones no podremos decir que sí y no podremos ceder, en ese punto llega el gran problema

Por ello es muy importante intentar poner límites, dejar las cosas claras y reducir al máximo las posibilidades de tener un mal entendido.

En ocasiones un narcisista tratará de no aceptar la propuesta de divorcio y justificar y prometer aquello que sea necesario para evitar la ruptura. Pero en cambio, como suelen ver el mundo desde su prisma, en primera persona, si su mujer o marido narcisista es el que quiere divorciarse, no tendrá ningún reparo ni empatía en hacerlo sin preocuparse mucho por los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad