¿cuáles son las funciones que tiene un mediador?

El papel de la mediación en la resolución de conflictos

La mediación es uno de los métodos alternativos de resolución de conflictos (ADR). Es voluntaria y no vinculante para las partes en conflicto. El objetivo del mediador es adoptar un papel activo para facilitar un acuerdo que incluya las necesidades de todos los participantes. Por lo que he aprendido, hay tres elementos que desempeñan un papel importante en la aceptación de la gente hacia la mediación, a saber: la dignidad y la confianza.

El mediador desempeña una serie de funciones diferentes durante el proceso, por ejemplo: establecer un marco para la toma de decisiones cooperativas, promover la comunicación constructiva, proporcionar evaluaciones adecuadas, capacitar a las partes y garantizar un nivel mínimo de equidad en el proceso y en los resultados (Boulle y Kelly, 1998).

Basándose en las características mencionadas, se puede ver que la mediación se supone que tiene una naturaleza específica creativa y flexible, que permite la confidencialidad, la participación directa y el control de las partes, potenciando así la autodeterminación de las mismas. A lo largo de este proceso, el mediador asume el papel de tercero neutral, facilitando la comunicación y ayudando a las partes a elaborar una resolución mutuamente aceptable.

El papel de las partes en la mediación

A veces me pregunto de qué sirve el trabajo de facilitación y mediación que hago. Me refiero a la finalidad que tiene para los clientes. ¿Qué es lo que me piden y qué es lo que realmente obtienen? ¿Siempre quieren realmente lo que aparentemente piden? ¿Saben desde el principio qué es lo que quieren de la mediación? Y durante el proceso, ¿se modifican sus necesidades a medida que se manifiestan otras preocupaciones? ¿Los clientes tienen que saber siempre lo que quieren y cuál es la función o el propósito de su diálogo facilitado? Quizás no.

En algunos ámbitos, podríamos decir que la mediación tiene la función de facilitar la resolución de un conflicto, a menudo un conflicto monetario con una demanda que se ha presentado o podría presentarse ante un tribunal. La función parece bastante sencilla: ayudar a las partes a averiguar si hay opciones viables para un acuerdo privado. Esto es importante, pero dudo que sea la única función de la mediación, incluso en este tipo de conflictos aparentemente claros. No siempre se trata de centrarse en el acuerdo.

Funciones del árbitro

El papel del mediador es ayudar a las partes a encontrar una solución mutuamente aceptable.    Para ello, en la mayoría de las mediaciones, las partes estarán en salas separadas, y el mediador pasará tiempo yendo y viniendo entre estas salas y hablando con las partes, y transmitiendo las ofertas de las otras partes.

El mediador está sometido a restricciones de confidencialidad.    En primer lugar, el mediador no puede hablar del conflicto fuera de la mediación, salvo en circunstancias muy limitadas (como las que puedan tener que ver con el acuerdo alcanzado, o si una de las partes amenaza físicamente a la otra).

En segundo lugar, todo lo que se diga al mediador sobre las deliberaciones internas de las partes es confidencial.    El mediador sólo facilitará las ofertas de acuerdo y otros mensajes de una parte a la otra cuando la primera se lo indique.

A menudo, las partes de una mediación creerán que si pueden convencer al mediador de que van a ganar en el juicio, el mediador trabajará en su nombre para «apoyarse» en la otra parte y decirle que tiene que llegar a un acuerdo.    Esta no es la función del mediador.    El papel del mediador es tratar de ayudar a las partes a llegar a un acuerdo que sea mutuamente aceptable.

Papel del mediador pdf

La mediación es uno de los métodos alternativos de resolución de conflictos (ADR). Es voluntaria y no vinculante para las partes en conflicto. El objetivo del mediador es adoptar un papel activo para facilitar un acuerdo que incluya las necesidades de todos los participantes. Por lo que he aprendido, hay tres elementos que desempeñan un papel importante en la aceptación de la gente hacia la mediación, a saber: la dignidad y la confianza.

El mediador desempeña una serie de funciones diferentes durante el proceso, por ejemplo: establecer un marco para la toma de decisiones cooperativas, promover la comunicación constructiva, proporcionar evaluaciones adecuadas, capacitar a las partes y garantizar un nivel mínimo de equidad en el proceso y en los resultados (Boulle y Kelly, 1998).

Basándose en las características mencionadas, se puede ver que la mediación se supone que tiene una naturaleza específica creativa y flexible, que permite la confidencialidad, la participación directa y el control de las partes, potenciando así la autodeterminación de las mismas. A lo largo de este proceso, el mediador asume el papel de tercero neutral, facilitando la comunicación y ayudando a las partes a elaborar una resolución mutuamente aceptable.

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad