Divorcio por problemas económicos y de dinero

Uno de los más frecuentes motivos de divorcio son los problemas económicos. La falta de dinero asfixia a las familias y en ocasiones provocan una tensión que acaban por tensionar hasta crear conflictos o potenciar las controversias ya existentes hasta tal puntos de precipitar el divorcio.

Divorcio por problemas de dinero

Los problemas de dinero no sólo son una realidad a las que están sometidas todas las familias en su conjunto, sino además todas las familillas individualmente.

El nivel de gasto de vida, suministro, combustible y principalmente gastos de vivienda no hace posible que una familia que no tenga una estabilidad pueda cubrir sus necesidades.

Es por ello que en los casos en los que los gastos aumentan o los ingresos se reducen, las familias acaban teniendo graves problemas de divorcio y muchas acaban en divorcio por problemas de dinero.

Terminar una relación por problemas económicos

En ocasiones algunas parejas terminan la relación por problemas económicos, pero precisamente por las dificultades de dinero no pueden costear vidas por separado.

Si ya es de por si solo complicado llegar a fin de mes juntos, más complicado será por separado, siendo a veces muy complicado poder costear y mantener vidas independientes.

Esto en ocasiones condiciona la necesidad de que parejas que hayan terminado la relación deban de seguir conviviendo para compartir gastos y así poder mantener sus necesidades.

No separarse por dinero

Son cada vez más las familias que no pueden separarse por no tener dinero.

No se trata de costear el precio que cuesta el proceso de divorcio, sino principalmente poder costear el gasto derivado de la ruptura que supone duplicar gastos (esencialmente vivienda) con los mismos ingresos.

Cuánto cuesta un convenio regulador sin estar casados o estando casados con hijos de mutuo acuerdo es económico, pero el problema es que a veces la regulación al aplicarse en la práctica no es viable por ser mayores los gastos que los ingresos.

Divorcio por infidelidad financiera

La infidelidad financiera se define como aquella mala gestión económica por  medio de la que en un matrimonio alguno de los esposos destina el dinero que debería de atender las necesidades familiares a otras necesidades.

Supone desatender las necesidades económicas de una familia y romper la relación de confianza para satisfacer otros gastos totalmente independientes a la familia quebrando la confianza y llegando al divorcio por mala administración.

Divorcio por infidelidad financiera
Divorcio por problemas de dinero

Divorcio con deudas pendientes

Las deudas pendientes contraídas por la familia o alguno de los esposos pueden ahogar a la familia de manera que el proyecto común deje de ser el inicialmente proyectado pues no se puedan cubrir en el presente ni en el futuro adecuadamente las necesidades familiares.

Divorcio para evitar embargo

Algunos matrimonios se divorcian para evitar un embargo, lo que en primer lugar no tiene sentido y en segundo lugar podría incluso conllevar responsabilidad penal en el caso de que se incurriera en alzamiento de bienes o insolvencia punible.

Los cónyuges pueden elegir su régimen económico matrimonial libremente y así vincular el patrimonio familiar de manera conjuntamente o por separado a las deudas y obligaciones familiares.

Abogados Cebrián & Asociados, despacho de abogados especializado en Derecho de Familia. Letrado responsable Alberto Gª Cebrían, colegiado del ICAM 85.585. Premio Nacional de Ley en Derecho de Familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PRECIOS DIVORCIO AMISTOSO 2024

Divorcio Express Judicial:
150€
por cónyuge

Servicio en todos los Juzgados de España

ABOGADO, PROCURADOR e IVA incluido

Divorcio Express Notarial en Madrid: 200€ por cónyuge

ABOGADO, NOTARIO e IVA incluido

Video del divorcio saludable

Últimos posts

Escanea el código
Call Now Button