Divorcio voluntario y necesario

Divorcio voluntario y necesario:

El matrimonio y el divorcio es voluntario en el sentido de que el matrimonio comienza con la voluntad y petición de ambos miembros de la pareja y el divorcio con la voluntad y petición de uno o ambos.

Por ello, no cabe el matrimonio o divorcio involuntario, pues todos requieren voluntad y petición expresa.

En cambio se habla mucho del divorcio necesario como aquel proceso que se tramita en los casos en los que para alguno de los cónyuges o para ambos el divorcio es una necesidad.

El divorcio no es un capricho sino una necesidad familiar que debe de ser accesible para permitir que para la persona que la separación o el divorcio es necesario, lo pueda gestionar.

En ambos casos, tanto el concepto de divorcio voluntario como necesario gira en torno al concepto de divorcio con libertad entendido como la capacidad de toda persona de decidir mantener o terminar su relación matrimonial y por tanto decidir su estado civil.

Divorcio voluntario y necesario
Divorcio necesasario

Divorcio voluntario:

El divorcio es un proceso voluntario al igual que tenemos que tenemos la posibilidad de mantener el matrimonio, tenemos el derecho de divorciarnos si así es nuestra voluntad y decisión.

En ocasiones la voluntad de uno de los esposos es la de mantener el matrimonio y la del otro la de divorciarse.

¿Qué se hace en estos casos?

A priori se podría pensar que el mismo derecho tiene un cónyuge a querer mantener el matrimonio como el otro a finalizarlo.

En cambio, la situación se resuelve primando el derecho del cónyuge que quiere divorciarse sobre el del que preferiría mantener el matrimonio.

¿Por qué?

Por no poder retener a una persona en un matrimonio que ya no quiere.

Es por ello que el divorcio es voluntario y al igual que no es posible el divorcio si ninguno de los cónyuges lo solicita, si nuestro marido o mujer nos pide la separación o el divorcio, no podremos oponernos pues prevalece su voluntad.

Otra cuestión diferente es que la tramitación se pueda llevar a la práctica de manera amistosa o contenciosa, pero en resumen, no podemos oponernos ni impedir el divorcio solicitado por nuestro cónyuge en una demanda de divorcio contencioso.

Llegado el punto de que nuestro cónyuge nos pide el divorcio voluntario por haber dejado de querer dar continuidad al matrimonio, lo razonable es que se facilite que la tramitación pueda ser de mutuo acuerdo.

Divorcio voluntario y necesario
Divorcio voluntario

Divorcio necesario:

En ocasiones el divorcio es necesario.

¿Por qué el divorcio es necesario?

Por permitir que el matrimonio sea libre.

El hecho de que tengamos derecho a la tramitación de un divorcio con libertad y accesibilidad, permite que mantengamos un matrimonio voluntario y deseado sin que existan matrimonios forzosos soportados y aguantados a la fuerza por alguno de sus miembros.

Tener presente el divorcio necesario en nuestro matrimonio es muy positivo, pues el matrimonio que es consciente de que se puede divorciar, pero opta por mantenerlo, mantiene un matrimonio consciente.

El derecho al divorcio es necesario pero hay algunas personas que querrán ejercitarlo yo tras que no.

Esa es la grandeza del divorcio, que cualquier matrimonio puede acceder a él cuando le es necesario y esto supone que el matrimonio y divorcio libre haga posible la plenitud del estado de derecho en las relaciones familiares.

No sólo debemos tener derechos, además deben de ser efectivos en la práctica.

Abogados de separación matrimonial y divorcio voluntario y necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.