FALSAS DENUNCIAS DE VIOLENCIA DE GENERO, DIGNIDAD DEL HOMBRE

FALSAS DENUNCIAS DE VIOLENCIA DE GENERO, DIGNIDAD DEL HOMBRE:

 

En España se ha pasado de un extremo a otro en materia de violencia de género, se paso de un pasado de absoluta permisividad, sin regulación alguna que protegiera los derechos de una mujer que sufre violencia de género, a un sobreproteccionismo, otro extremo en el que se regula de un modo tan férreo, que se producen igualmente situaciones injustas.

 

En primer lugar debemos dejar claro que evidentemente nuestros letrados defienden firmemente la protección de las víctimas de maltrato machista, y precisamente por ello, criticamos enérgicamente las mujeres que denuncian falsamente supuestos maltratos, pues con su actitud, desprestigian el sector, y perjudican a las mujeres que realmente lo necesitan. En esta materia existe cierto tabú, o miedo a decir claramente la verdad, que desde nuestro despacho no tenemos inconveniente de decir, pues como normal general se hace un mal uso de la denuncia por violencia de género, siendo razonable en los casos dudosos, pero en ningún caso en los que precisamente la mujer a sabiendas de la inexistencia de violencia física o psíquica, denuncia para obtener una regulación que le sea más beneficiosa.

 

En parte del sector judicial existe la tendencia ideológica de proteger a la mujer a ultranza, lo que está suponiendo en algunos casos quitar la dignidad y el honor a su buena imagen y nombre a determinados hombre que son denunciados y sometidos a detención y escarnio público, lo en definitiva, en la práctica, hace aumentar la violencia, supone un desequilibrio en la búsqueda de la igualdad ante la Ley.

 

POR ELLO ESTAMOS A FAVOR DE LA PROTECCIÓN EN MATERIA DE VIOLENCIA DE GENERO, PERO TAMBIÉN DE PERSEGUIR DURAMENTE A LAS MUJERES QUE DENUNCIAN FALSAMENTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.