Mi matrimonio se derrumba

Sentir que un matrimonio se derrumba es muy angustioso, pero en muchos casos aún se puede llegar a tiempo y salvar la relación.

Deberemos de valorar cómo es nuestro matrimonio y en qué momento está, pues será muy diferente un matrimonio irremediablemente derrumbado, de un matrimonio que se siente puntualmente que se está derrumbando por atravesar un mal momento en la relación sentimental.

Si siente que su matrimonio se derrumba puede estar cerca el fin de su matrimonio y convendrá tratar de gestionar la situación con prudencia y cordialidad.

El final de un matrimonio

La decisión es personalísima, pero desde el momento en el que uno de los cónyuges quiere poner fin al matrimonio estaremos ante el final del matrimonio.

No se debe de mantener un matrimonio a la fuerza en contra de la voluntad de alguno de los esposos, pues supondría impedirle ejercer su derecho al divorcio.

Síntomas de un mal matrimonio

Los síntomas de un mal divorcio son todo aquello que nos hace que deje de ser algo bueno, querido y cuidado, para ser algo que se deja de valorar  y atender como merece y deja de ser sano.

De entro otros síntomas cabe destacar:

  • Reiteradas faltas de respeto.
  • Pérdida de proyecto común.
  • Desinterés.

Cómo levantar un matrimonio caído

Para levantar un matrimonio caido deberemos de atender a la causa de que esté en un momento bajo para analizar si es viable superar de manera permante las causas que lo han provocado.

En ocasiones es posible levantar un matrimonio, pero no dejan de ser soluciones temporales a modo de parches que levantan un tiempo algo que por su propio peso vuelve a caer.

Merecerá la pena levantar un matrimonio en mal momento si la solución merece la pena en relación al esfuerzo y sacrificio y resultado y se puede mantener en el futuro.

De no ser así, si se alza un matrimonio que no pasa por un buen momento pero vuelve a caer sólo estaremos precipitado un golpe más mayor cuando toque fondo al caer de más arriba.

Mi matrimonio se derrumba
Mi matrimonio se derrumba

Cómo arreglar una separación matrimonial

Para arreglar una separación matrimonial es muy importante llegar a tiempo.

Si llegamos cuando el matrimonio ya está derrumbado será muy difícil arreglar algo que esta irremediablemente roto.

Por ello adelantarse a los problemas es importante, pero incluso de ser posible, existiendo problemas, moderar las posturas de las dos partes para que de poder arreglar el matrimonio se evite la separación, o de ser preceptiva, se pueda gestionar de mutuo acuerdo.

Consejos para arreglar un matrimonio

Lo mejor es no deteriorar innecesariamente un matrimonio para no tener después que arreglarlo.

En ocasiones en un matrimonio hay problemas, pero el desencadenante de la ruptura viene determinado por haber tenido una serie de conversaciones que han empeorado la situación.

Por tanto, el principal consejo para arreglar un matrimonio, es no lastimarlo más de lo que ya esté.

Una vez los esposos se mentalizan de ello, podremos centrarnos en los problemas pero desde un clima de calma y tranquilidad.

Cómo salvar un matrimonio con hijos

Para salvar un matrimonio con hijos deberemos de separar los problemas entre los padres de la relación con los hijos.

No hacer a los hijos participantes de la discordia ni prender que den la razón a uno ni otro ni que sean los mensajeros de los distorsionados mensajes de cada uno de los padres mal avenidos.

Si ambos progenitores valoran por encima de todo a los hijos y mantienen la calma sin perder las formas está mucho ganado.

Después habrá que analizar si el matrimonio es salvable.

¿Por qué? Por no partir de la base de que todo matrimonio se debe salvar, pues en ocasiones el desgaste de intentar rescatar un matrimonio que está avocado a derrumbarse puede suponer un esfuerzo y sufrimiento añadido que debemos de tratar de evitar en la medida de lo posible.

En un matrimonio con hijos hay que mantener el respeto y en un divorcio con hijos también.

No por estar casados hay que comportarse de una manera y ante la separación de otra, pues más aún cuando existen hijos, nuestra actitud debe ser siempre la mejor posible, ejemplar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aviso legal | Política de cookies | Política de privacidad