No divorciarse por los hijos

La justificación interna más frecuenta para no tomar la decisión de divorciarse a pesar de necesitarlo, es «por los hijos».

Pero desde nuestro punto de vista es un error, pues los hijos no le han pedido que sigan juntos o que se divorcien y, por tanto, no es justo que deleguen la responsabilidad de las decisiones de los progenitores en los hijos.

Cada caso es específico y lo mejor es acudir a terapia familiar psicológica para aclarar las ideas y tomar la decisión más acertada.

Si tu pareja o matrimonio no es viable, precisamente tener hijos debería de ser un aliciente añadido a valorar para tomar la decisión de divorciarse.

Vivir juntos por los hijos

Los hijos no necesitan padres juntos, sino un entorno familiar saludable.

En muchos casos vivir juntos y no separarse a pesar de necesitarlo, supuestamente por los hijos, supone exponerle a una mala convivencia y tensión insana que acaba provocando daño familiar.

Si existe una convivencia saludable y los dos padres toman la decisión de manera consciente y responsable, puede ser una buena opción. A pesar de ello, en la mayoría de los casos, vivir juntos un un matrimonio que no querría seguir estando juntos, pero hacerlo por «el bien de los hijos» suele sumar tensión a las diferencias y disputas. Ante una mala convivencia la tensión puede aumentar pudiendo llegar a ocasionar daño familiar a los hijos comunes.

En ocasiones los problemas económicos son los que frenan la toma de decisión de vivir por separado. En otras la inseguridad, miedo, incertidumbre, sensación de dependencia emocional, problemas de salud.. etc. Cada caso habrá que analizarse de manera independiente, pero en ocasiones hay que valorar si merece la pena malvivir juntos o empezar por separado antes de que aumente la tensión. Puede que en ambos casos nos enfrentemos a una situación retadora, pero la falta de toma de decisiones ya en sí misma es una decisión de mantener la situación actual.

Me gustaría divorciarme pero tengo hijos
No divorciarse por los hijos

Matrimonio sin amor solo por los hijos

Los adultos tienen la capacidad de tomar sus propias decisiones, si se quiere mantener un matrimonio sin amor, es una decisión respetable. El problema que suele producirse es cuando se mantiene un matrimonio que realmente esta roto, sólo por los hijos, pero no hace bien a los hijos.

Se pueden producir situaciones muy complejas y en ocasiones la toma de decisiones puede no ser pacifica. Todo tiene sus pros y sus contras. ¿Qué es mejor? En gran parte de los casos la respuesta será «depende» o incluso la respuesta será diferente en función del enfoque o momento en el que se reflexione.

Cada cual será responsable de sus propias decisiones sentimentales, pero los hijos pueden verse afectados por una mala planificación familiar. El proyecto familiar es algo tan específico que en ocasiones algunas familias ya no forman pareja pero tienen tan clara la prioridad de sus hijos que prefieren mantenerse estando juntos por merecerles la pena. En otros muchos casos lo que existen son disfuncionalidades, ya sea a nivel de pareja o de responsabilidad paternofilial. En estos casos incluso hay padres y madres y que cuando el otro progenitor consideran que no es responsable, prefieren mantenerse juntos para seguir manteniendo los cuidados de los hijos controlados.

Las posibilidades son infinitas y es por ello que la mejor de las opciones es consultar su situación específica con los profesionales oportunos, ya sea del ámbito de la psicología o del derecho.

A qué edad de los hijos es mejor separarse

No hay ninguna edad mejor o peor para separarse de los hijos. Hay que separarse cuando surge la necesidad de separación.

En todas las familias pueden existir desavenencias, es normal. Lo determinante debe de ser el momento en el que esas desavenencias tienen un mayor peso que los motivos para seguir juntos.

Muchas personas ponen la reiterada excusa de que justo en el momento presente no es el momento de divorciarse. A pesar de ello repiten ese mismo argumento con las situaciones que van pasando y quedando en el pasado y las siguientes situaciones que van aconteciendo con el paso del tiempo.

Esto supone una escusa recurrente, que hay que entender, pues no es nada fácil tomar la decisión. Pero lo que sí que hay que hacer es reflexionar sobre si estamos ante una escusa para justificar no tomar la decisión de separarnos.

  • Cuando los hijos son muy pequeños, por entender que más delante cuando sean más grande.
  • Si se encuentran en la infancia, como es una época de cambio, cuando sean un poco mayores.
  • Cuando ya son adolescentes se puede entender que es mejor cuando pasen la coloquialmente conocida como «edad del pavo».
  • Más adelante se puede entender que no se quiere interferir en los estudios y formación de los hijos.
  • Incluso cuando han terminado la formación o estudios y buscan trabajo, el «total para lo que queda» espero a que tengan trabajo.
No me separo por los hijos
No divorciarse por los hijos

No soy feliz en mi matrimonio pero tengo hijos

Tener hijos no es un impedimento para divorciarse. En toco caso tener hijos puede ser un aliciente para separarse cunado mantenemos relaciones familiares insanas.

No hay edad buena o mala. Hay que valorar todo el contexto familiar, pero consideramos que nunca existirá el momento «perfecto». Incluso la situación se puede complicar con problemas de dinero, trabajo, salud, terceras personas… etc. Por lo que hay que dar el paso de manera consciente y con el oportuno proceso previo de deliberación, pero desde un equilibrio.

Ni pronto ni tarde. ¿Cuándo entonces? Cuando la necesidad de divorciarse es más saludable que la de mantenerse juntos, precisamente para los hijos.

  • ¿El ejemplo de dos padres que quieren separarse o divorciarse y no lo hacen es bueno para nuestros hijos?
  • ¿Será un buen modelo a seguir?
  • ¿Cómo está siendo la convivencia?

Tener padres separados no es un drama, lo que sí puede ser un drama es tener padres disfuncionales en una convivencia familiar insana.

Abogados Cebrián & Asociados, despacho de abogados especializado en Derecho de Familia. Letrado responsable Alberto Gª Cebrían, colegiado del ICAM 85.585. Premio Nacional de Ley en Derecho de Familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PRECIOS DIVORCIO AMISTOSO 2024

Divorcio Express Judicial:
150€
por cónyuge

Servicio en todos los Juzgados de España

ABOGADO, PROCURADOR e IVA incluido

Divorcio Express Notarial en Madrid: 200€ por cónyuge

ABOGADO, NOTARIO e IVA incluido

Video del divorcio saludable

Últimos posts

Escanea el código
Call Now Button