Tipos de custodia

Los tipos de custodia son la compartida, materna y paterna.

Existen situaciones en las que la custodia puede atribuirse a la administración o terceros en caso de imposibilidad o incapacidad de los progenitores de atender a sus hijos. En esta publicación nos centraremos en los tipos más frecuentes: compartida, materna y paterna.

Lo más importante a tener en cuenta es que el tipo de custodia supone una organización familiar que se declara en resolución judicial, pues de no tener pronunciamiento judicial, la patria potestad y guarda y custodia es de ambos progenitores de manera conjunta e indistinta.

Es importante tener en cuenta que la guarda y custodia es aplicable a los menores, de manera que, al cumplir los 18 años, la mayoría de edad en España, se extinguirá tanto la guarda y custodia como la patria potestad y derecho de visitas. Lo que permanecerá al cumplir los 18 años será la obligación de pago de pensión de alimentos y/o contribución a las necesidades de los hijos hasta la independencia económica.

¿Qué significa tener la custodia de un hijo?

Tener la custodia de un hijo supone ser titularidad de los cuidados y atenciones de un hijo menor de edad. Tener la custodia supone ostentar el ejercicio de los cuidados principales, todo ello sin perjuicio de que exista otro progenitor no custodio, que tendrá el correspondiente derecho de visitas y obligación de pago de alimentos.

Tipos de custodia en España

Los tipos de custodia pueden ser el de custodia compartida por parte de ambos progenitores o el de custodia monoparental, ya sea materna o paterna.

Custodia monoparental materna

Se trata del tipo de custodia en el que la madre es la progenitora que atiende de manera principal los cuidados cotidianos, siendo el otro progenitor el no custodio.

En España tradicionalmente la custodia materna era el tipo de custodia por defecto y mayoritario, en la actualidad el tipo de custodia preferente es el de custodia compartida, desde 2013. Las custodias maternas siguen siendo las más frecuentes, pero cada vez su número se reduce y aumentan las custodias compartidas.

custodia monoparental materna

Custodia monoparental paterna

La custodia monoparental paterna sopone que es el padre el progenitor principal que se ocupa de los cuidados principales de los hijos, siendo el otro progenitor el no custodio.

Las estadísticas muestran que las custodias compartidas, a pesar de su promoción por parte de diversas organizaciones y expertos en el bienestar familiar, siguen siendo relativamente poco comunes. Representan aproximadamente el 5% de todos los arreglos de custodia, lo que indica que solamente alrededor de una de cada veinte custodias se establece bajo este modelo compartido.

custodia monoparental paterna

Custodia compartida

La custodia compartida es preferente en España y es aquella en la que los cuidados y atenciones de los hijos son efectuados por parte de ambos progenitores de manera asimilada. Los periodos no tienen que ser exactamente iguales, pero si asimilados.

La preponderancia de uno sobre el otro en presencia o implicación que suponga una asimetría de cuidados que le anteponga como cuidador principal, debería de conllevar que el tipo de custodia fuera monoparental a su favor.

Diferencias entre Patria potestad y Guarda y Custodia

La patria potestad constituye un concepto legal que otorga a los progenitores la capacidad de tomar decisiones cruciales en la vida de sus hijos. Estas decisiones abarcan aspectos fundamentales como la educación, la salud, y el bienestar general, permitiendo a los padres o tutores legales guiar el desarrollo y futuro de los menores.

Por otro lado, la guarda y custodia se centra en la responsabilidad de proveer cuidados diarios a los hijos. Esto incluye la supervisión directa de las actividades cotidianas, la atención a sus necesidades básicas como alimentación, higiene y descanso, y el apoyo emocional y afectivo necesario para su crecimiento.

En esencia, mientras que la patria potestad se ocupa de las decisiones estratégicas de largo alcance, la guarda y custodia se enfoca en la implementación práctica y diaria de esas decisiones.

Es importante destacar que, aunque estos dos conceptos se ocupan de aspectos diferentes del cuidado y la crianza de los hijos, ambos son fundamentales para su desarrollo integral. La patria potestad, al involucrar decisiones clave, establece el marco dentro del cual se desarrollará la vida del menor. La guarda y custodia, por su parte, asegura que las necesidades inmediatas del niño sean atendidas y que el ambiente en el que crece sea propicio para su bienestar.

Formas de contactar con abogados expertos en custodias

Teléfono

Estamos a tu disposición en el teléfono 633 909 055.

Email

Puedes enviarnos un email a abogadoscebrian@gmail.com

Formulario contacto

Rellena el formulario de contacto de la parte de abajo y te responderemos lo antes posible.

Te resolvemos tus dudas en menos de 24 horas laborables. Habla con nosotros si…

  • Necesitas asesoramiento jurídico sobre tu divorcio.
  • Tienes preguntas antes de divorciarte, recuerda que las consultas son gratuitas.
  • Quieres saber el importe de tu divorcio según tu situación o el tiempo de divorcio medio según tu localidad.
Escanea el código
Call Now Button