Recomendamos a las familias que antes de tramitar un proceso de separación o divorcio vean con detenimiento este video de sensibilización contra el daño familiar con el que pretendemos, desde el cariño y respeto a las familias, visibilizar la importancia de la cordialidad y amabilidad de las relaciones familiares con independencia de que estén juntas, o separadas para que se desarrollen de la manera más saludable posible priorizando la protección y bienestar de los menores.

Los diez consejos para un divorcio de mutuo acuerdo saludable:

Diez pautas que ilustra y explica el video como esenciales para mejorar las relaciones familiares y separaciones son las siguientes:

1. No permitir que el entorno familiar potencie la tensión y el enfrentamiento.

2. No utilizar a los hijos para que ellos mismos decidan estar con un progenitor y no con el otro.

3. No influenciar a los hijos.

4. Evitar enfrentamientos, especialmente en presencia de los hijos.

5. No cosificar a los hijos, no son moneda de cambio.

6. No esperar a ejercer la corresponsabilidad parental hasta que no haya sentencia.

7. No cortar la comunicación entre progenitores por resentimiento sentimental.

8. No utilizar al juez y abogado como una medida de presión, sino de mediación y apoyo.

9. Ir al abogado con actitud conciliadora y desjudicializar las relaciones familiares.

10. No pretender imponer su criterio a la fuerza sin pensar en el bienestar de los hijos.

Contexto de los divorcios en España.

En el inicio del video se expone la realidad que existe entorno a los divorcios en España:

“En España más del 60% de los matrimonios acaban en divorcio.

El 20% de los divorcios acabaron en juicio contencioso en el que el daño familiar puede ser irreparable, especialmente para los niños. Son miles de familias enfrentadas cada año, que no cuentan con la visibilidad social que debería dada su gravedad.

No solemos ser conscientes de este daño familiar derivado de una mala separación o el mantenimiento de una mala convivencia familiar hasta que no nos pasa a nosotros, a un ser querido o a alguien famoso.

Por favor, no participes en el daño familiar.

La agresión sentimental, trato despectivo y daño infantil nunca están justificados.

Debemos de tratarnos bien con independencia de que estemos juntos o separados.”

Objetivos de Abogados Cebrián.

De entre nuestros objetivos profesionales destacamos los siguientes:

A corto plazo:

Reducir el porcentaje de divorcios contenciosos y conflictos familiares actuales. Potenciar la capacidad de entendimiento y mediación familiar ante el conflicto para desjudicializar las relaciones familiares.

A medio plazo:

Reforzar las relaciones familiares con asesoramiento y mediación familiar constante antes de que existan los problemas con la intención de prevenirlos. Reducir la tensión, el enfrentamiento y el daño familiar, así como la dependencia que provoca de un asesoramiento en situaciones límite cuando ya existen los problemas. Adelantarse a las desavenencias para prevenir conflictos y divorcios.

A largo plazo:

Normalizar y generalizar la construcción de relaciones familiares saludables en origen para que sepan gestionarse en base al amor, la confianza y el respeto desde el inicio, y que entiendan que, si es necesaria la separación, esta se debe gestionar amistosamente, sabiendo evitar las agresiones sentimentales y el daño familiar, protegiendo como prioridad a los niños.

Intención de la concienciación contra el daño familiar

En ocasiones las personas necesitan ver escenificada una situación para entender la repercusión real que puede tener. Eso precisamente pretende esta campaña en la que se puede ver como dos padres se tratan mal y acaban pretendiendo llevarse a su hijo a la fuerza estirando literalmente uno de cada brazo mientras su propio hijo les dice “parad, me hacéis daño”.

La intención es que el mensaje se difunda y cale en la sociedad para que las familias se traten mejor y reduzcan la tensión y litigiosidad. Para nuestro despacho, cuando el divorcio, por desgracia, es necesario, las opciones son:

·         La mejor: el divorcio de mutuo acuerdo.

·         La mala: el divorcio contencioso.

·         La peor de todas: no poderse divorciar.

No hay que tener miedo al divorcio sino, en todo caso, a un mal divorcio o a no poderse divorciar y tener que mantener una convivencia insana y no deseada, que puede provocar conflictos e incluso someter a las relaciones familiares a más tensión de la que pueden aguantar, pudiendo llegar a situaciones límite.

Familia menos idealizada y más consciente y libre, con asesoramiento preventivo orientado a construir relaciones familiares saludables y de calidad, que se saben querer y tratar bien, con respeto, dignidad, amor propio y por su familia y sus hijos, con independencia de que estén juntas o separadas.

Se pueden evitar muchos divorcios, sobre todo los conflictivos

En España se tiende a idealizar la pareja y el matrimonio y existen prejuicios de la ruptura, cuando lo que habría que hacer es todo lo contrario, normalizar el libre desarrollo de la familia de la manera más saludable posible, lo que con esta campaña de sensibilización se pretende.

Busca impulsando el asesoramiento preventivo que permita destensar y desjudicializar las relaciones familiares para que sean más conscientes, amables, autónomas y libres mediante la concienciación del daño familiar que pueden causar daños irreparables en toda la familia y muy especialmente en los niños. Aprender a repeler agresiones sentimentales y familiares y no protagonizar ni tolerar comportamientos insanos y tóxicos.

Escanea el código
Call Now Button